Isaías, hablando del Mesías, dijo por revelación de Dios: “Ciertamente llevó él nuestras enfermedades,  y sufrió nuestros dolores” y  “por sus llagas fuimos nosotros curados” (53:4,5).  Al hablar de estos versículos, existe una marcada tendencia a interpretar que Cristo sólo cargó las enfermedades y dolores del “alma”; los que así piensan, niegan absolutamente que el versículo pueda hacer alguna referencia a sanidad física.

Esta es una aseveración aceptada por añeja pero no por fidedigna, pues basta un análisis sencillo del tema para comprobar que se trata de una “interpretación privada” que generó otra tradición que anula una sentencia favorable de Dios para la humanidad.

Los versículos en cuestión dicen:

Isaías 53:4,5Isaías 53:4,5
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

Izbrana zbirka RVR95 ne vsebuje vpisane knjigeMesto:

WP-Bible plugin
Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores;  y nosotros le tuvimos por azotado,  por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

Prestemos atención a los siguientes significados de las  palabras hebreas:

  • Enfermedades: kjolí; dolencia, ansiedad, calamidad:-enfermedad, enfermo, miseria, dolor, quebranto. Esto viene de la raíz primaria  kjalá: gastado o desgastado; estar débil, enfermo, afligido
  • Dolores: makobá: angustia o  aflicción: dolor, tristeza. De la raíz primaria: kaáb sentir dolor; afligirse; fig. estropear:-dar dolor, desgarradora, destruir, doler, dolor, entristecer, hacer la llaga, miserable, sentir el mayor dolor.
  • Sanados: rafá (es una raíz primaria); prop. remendar (con puntadas), curar: arreglar, cuidar, curación, curar, médico, restaurar, sanador, sanar, sanear, sanidad, sano.

La Palabra de la que se tradujo “enfermedad” en la versión Reina Valera, ya por su raíz primaria tiende al significado de enfermedad física; sin embargo, para expresar “dolores” se usa OTRA palabra. Resalto que sea “otra”, porque evidentemente se refiere a DOS cosas diferentes. La palabra para “dolores” tiene una raíz más coherente con el significado de aflicciones del alma aunque también puede abarcar dolores físicos.

La palabra para “curados” en el versículo 5 tiene que ver con sanidad física.

Con esto quiero demostrar que hay dos grandes verdades en estos versículos de Isaías:

Jesús cargó nuestras enfermedades físicas sobre sí mismo, a la vez que sufrió nuestros dolores del alma y cuerpo. Fue molido y castigado por los pecados, lo que nos libertó de la carga del pecado trayendo paz entre nosotros y Dios (Rom 5:1Rom 5:1
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

Resultados de la justificación 5 1 Justificados,a pues, por la fe, tenemos pazb para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo,

WP-Bible plugin
) y en las heridas que fueron hechas en su cuerpo, se hizo disponible la sanidad física para nosotros.

Esto es sólo una pequeña revisión de las palabras originales del texto, pero es interesante que Mateo cita esta Escritura de Isaías en el vs 8:17 en un contexto de sanidad física:

Mat 8:13-16Mat 8:13-16
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

13 Entonces Jesús dijo al centurión: --Vete, y como creíste te sea hecho. Y su criado quedó sano en aquella misma hora. Jesús sana a la suegra de Pedro 14 Fue Jesús a casa de Pedro y vio a la suegra de este postrada en cama, con fiebre. 15 Entonces tocó su mano y la fiebre la dejó; ella se levantó, y los servía. Jesús sana a muchos enfermos 16 Al caer la noche le llevaron muchos endemoniados, y con la palabra echó fuera a los demonios y sanó a todos los enfermos,

WP-Bible plugin
  Entonces Jesús dijo al centurión: Ve,  y como creíste, te sea hecho. Y su criado fue sanado en aquella misma hora.

Vino Jesús a casa de Pedro,  y vio a la suegra de éste postrada en cama, con fiebre.

Y tocó su mano, y la fiebre la dejó; y ella se levantó, y les servía.

Y cuando llegó la noche, trajeron a él muchos endemoniados; y con la palabra echó fuera a los demonios, y sanó a todos los enfermos;

Mat 8:17Mat 8:17
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

17 para que se cumpliera lo dicho por el profeta Isaías: «Él mismo tomó nuestras enfermedades y llevó nuestras dolencias».k

WP-Bible plugin
para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias

No voy a meterme en cuestiones de interpretación profética porque no es el tema. Sólo quiero demostrar que Mateo, inspirado por Dios, ha corroborado que la “sanidad por medio de las llagas o heridas” se refiere a la parte física de nuestro cuerpo y no solamente al alma.

Sin dudas el pecado afectó las tres partes de nuestro cuerpo: espíritu, alma y cuerpo. La redención quita el pecado lo que regenera el espíritu del hombre; y  esto trae beneficios en el alma y en el cuerpo. Dios nos creó tripartitos y no hay razón valedera para que sólo quisiera beneficiar una o dos partes de nuestro ser y no las tres.

Quiero seguir un poco más adelante y demostrar cómo las piezas del rompecabezas bíblico encajan perfectamente.

Gál 3:13 Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero)

La maldición por no cumplir la ley es extensa y abarca todos los aspectos de la vida. El transgresor traería maldición sobre el área de la prosperidad, protección, salud mental, salud física (todo tipo de enfermedades), relaciones interpersonales y con otros pueblos etc. Deuteronomio 28:15-68Deuteronomio 28:15-68
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

Consecuencias de la desobediencia 15 »Pero acontecerá, si no oyes la voz de Jehová, tu Dios, y no procuras cumplir todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te ordeno hoy, vendrán sobre ti y te alcanzarán todas estas maldiciones. 16 »Maldito serás tú en la ciudad y maldito en el campo. 17 »Maldita serán tu canasta y tu artesa de amasar. 18 »Maldito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas. 19 »Maldito serás en tu entrar y maldito en tu salir. 20 »Jehová enviará contra ti la maldición, el quebranto y el asombro en todo cuanto pongas tu mano y hagas, hasta que seas destruido y perezcas muy pronto a causa de la maldad de las obras por las cuales me habrás dejado. 21 Jehová traerá sobre ti mortandad, hasta que te haga desaparecer de la tierra a la cual vas a entrar para tomarla en posesión. 22 Jehová te herirá de tisis, de fiebre, de inflamación y de ardor, con sequía,f con calamidad repentina y con añublo,g que te perseguirán hasta que perezcas.h 23 »Los cielos que están sobre tu cabeza serán de bronce, y de hierro la tierra que está debajo de ti. 24 Dará Jehová como lluvia a tu tierra polvo y ceniza;i de los cielos descenderán sobre ti hasta que perezcas. 25 Jehová te entregará derrotado delante de tus enemigos; por un camino saldrás contra ellos y por siete caminos huirás de ellos. Serás el espanto de todos los reinos de la tierra. 26 Tus cadáveres servirán de comida a todas las aves del cielo y a las fieras de la tierra, y no habrá quien las espante. 27 »Jehová te herirá con la úlcera de Egipto,j con tumores, con sarnak y con comezón de que no puedas ser curado.l 28 Jehová te herirá con locura, ceguera y turbación de espíritu, 29 y palparás al mediodía como palpa el ciego en la oscuridad. No serás prosperado en tus caminos; no serás sino oprimido y robado todos los días, y no habrá quien te salve. 30 »Te desposarás con una mujer y otro hombre dormirá con ella; edificarás una casa y no habitarás en ella; plantarás una viña y no la disfrutarás. 31 Tu buey será matado ante tus propios ojos, y no comerás de él; tu asno será arrebatado en tu presencia, y no te será devuelto; tus ovejas serán entregadas a tus enemigos, y no tendrás quien te las rescate. 32 Tus hijos y tus hijas serán entregados a otro pueblo; tus ojos lo verán, y desfallecerán tras ellos todo el día, pero nada podrás hacer. 33 El fruto de tu tierra y de todo tu trabajo lo comerá un pueblo que no conociste, y no serás sino oprimido y quebrantado todos los días. 34 Y enloquecerás a causa de lo que verás con tus ojos. 35 Te herirá Jehová con maligna pústula en las rodillas y en las piernas, desde la planta de tu pie hasta tu coronilla, sin que puedas ser curado. 36 »Jehová os llevará, a ti y al rey que hayas puesto sobre ti, a una nación que ni tú ni tus padres conocíais, y allá servirás a dioses ajenos, al palo y a la piedra.m 37 Serás motivo de horror, y servirás de refrán y de burla en todos los pueblos a los cuales te llevará Jehová. 38 Sacarás mucha semilla al campo y recogerás poco, porque la langosta lo consumirá. 39 Plantarás viñas y labrarás, pero no beberás vino ni recogerás uvas, porque el gusano se las comerá. 40 Tendrás olivos en todo tu territorio, pero no te ungirás con el aceite, porque tu aceituna se caerá. 41 Hijos e hijas engendrarás, y no serán para ti, porque irán en cautiverio. 42 Toda tu arboleda y el fruto de tu tierra serán consumidos por la langosta. 43 El extranjero que estará en medio de ti se elevará sobre ti muy alto, y tú descenderás muy abajo. 44 Él te prestará a ti y tú no le prestarás a él; él estará a la cabeza y tú a la zaga. 45 »Vendrán sobre ti todas estas maldiciones, te perseguirán y te alcanzarán hasta que perezcas; por cuanto no habrás atendido a la voz de Jehová, tu Dios, para guardar los mandamientos y los estatutos que él te mandó. 46 Y serán sobre ti y tu descendencia como una señal y un prodigio para siempre. 47 »Por cuanto no serviste a Jehová, tu Dios, con alegría y con gozo de corazón, cuando tenías abundancia de todas las cosas, 48 servirás, por tanto, a tus enemigos que enviará Jehová contra ti, con hambre, con sed y con desnudez, y con falta de todas las cosas. Él pondrá un yugo de hierro sobre tu cuello, hasta destruirte. 49 Jehová traerá contra ti una nación venida de lejos, de los confines de la tierra, que volará como águila, una nación cuya lengua no entiendas; 50 gente fiera de rostro, que no tendrá respeto del anciano ni perdonará al niño. 51 Ella se comerá el fruto de tu bestia y el fruto de tu tierra, hasta que perezcas; no te dejará grano, ni mosto, ni aceite, ni la cría de tus vacas, ni los rebaños de tus ovejas, hasta destruirte. 52 »Pondrá sitio a todas tus ciudades, hasta que caigan en toda tu tierra los muros altos y fortificados en que tú confías. Sitiará, pues, todas tus ciudades y toda la tierra que Jehová, tu Dios, te haya dado. 53 Comerás el fruto de tu vientre, la carne de tus hijos y de tus hijas que Jehová, tu Dios, te dio, en medio del sitio y el apuro con que te angustiará tu enemigo. 54 El hombre más amable y delicado entre los tuyos mirará con malos ojos a su hermano, a la mujer de su corazón y al resto de los hijos que le queden, 55 para no compartir con ellos la carne de sus hijos, que él se comerá, por no haberle quedado nada en medio del asedio y la angustia a que te reducirá tu enemigo en todas tus ciudades. 56 La más amable y delicada entre vosotros, de tan pura delicadeza y ternura que nunca intentaría sentar sobre la tierra la planta de su pie, mirará con malos ojos al marido de su corazón, a su hijo, a su hija, 57 y por carecer de todo, se ocultarán para comer la placenta que sale de entre sus pies y a los hijos que dé a luz,ñ en medio del asedio y la angustia a que te reducirá tu enemigo en tus ciudades. 58 »Si no cuidas de poner por obra todas las palabras de esta Ley que están escritas en este libro, temiendo a ese nombre glorioso y temible de Jehová, tu Dios, 59 entonces Jehová aumentará terriblemente tus plagas y las plagas de tu descendencia, plagas grandes y permanentes, enfermedades malignas y duraderas, 60 y traerá sobre ti todos los males de Egipto, delante de los cuales temiste, y no te dejarán. 61 Asimismo toda enfermedad y toda plaga que no está escrita en el libro de esta Ley,o Jehová la enviará sobre ti, hasta que seas destruido. 62 Y quedaréis sólo unos pocos, en lugar de haber sido tan numerosos como las estrellas del cielo, por cuanto no obedecisteis a la voz de Jehová, tu Dios. 63 Así como Jehová se gozaba en haceros bien y en multiplicaros, así se gozará Jehová en arruinaros y en destruiros. Seréis arrancados de sobre la tierra a la que vais a entrar para tomarla en posesión. 64 Jehová te esparcirá por todos los pueblos, desde un extremo de la tierra hasta el otro extremo, y allí servirás a dioses ajenos que no conociste tú ni tus padres, al leño y a la piedra. 65 Y ni aun entre estas naciones descansarás, ni la planta de tu pie tendrá reposo, pues allí te dará Jehová un corazón temeroso, languidez de ojos y tristeza de alma. 66 Tendrás la vida como algo que pende delante de ti, estarás temeroso de noche y de día y no tendrás seguridad de tu vida. 67 Por la mañana dirás: “¡Quién diera que fuera la tarde!”, y a la tarde dirás: “¡Quién diera que fuera la mañana!”, por el miedo que amedrentará tu corazón y por lo que verán tus ojos. 68 Y Jehová te hará volver a Egipto en naves,p por el camino del cual te ha dicho: “Nunca más volverás”, y allí seréis vendidos a vuestros enemigos como esclavos y esclavas, y no habrá quien os compre».

WP-Bible plugin
es una gran recopilación de lo que esta maldición representaba, por eso creo que es bueno leer ese pasaje completo para comprender “cuáles son” las cosas que Cristo cargó sobre sí mismo para que nosotros ya no tengamos que sufrirlas más. Yo sólo mencionaré lo relacionado a la redención y la sanidad. Pero antes una aclaración: nótese que las enfermedades están nombradas en calidad de MALDICIÓN y no de algo proveniente de Dios.

Luego de una larga y distinguida lista de enfermedades, la Escritura dice:

Dt 28:61Dt 28:61
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

61 Asimismo toda enfermedad y toda plaga que no está escrita en el libro de esta Ley,o Jehová la enviará sobre ti, hasta que seas destruido.

WP-Bible plugin
  Asimismo toda enfermedad y toda plaga que no está escrita en el libro de esta ley, Jehová la enviará sobre ti, hasta que seas destruido.

O sea que la maldición de la ley incluye TODAS las enfermedades y plagas. Esto ha sido muy terrible para los Israelitas, pero para nosotros es muy bueno, pues como Cristo nos libró de la maldición de la ley, pues entonces, somos libres de TODAS LAS ENFERMDADES Y PLAGAS habidas y por haber. Hay ahora una provisión de sanidad para nosotros y tenemos derecho y libre acceso a esta bendición.

A la luz de esto, podemos entender mucho mejor que la Redención tal como la relata Isaías 53, junto con el perdón de pecados incluye SANIDAD FÍSICA, pues cuando Cristo fue hecho maldición, Él cargó sobre sí TODAS las enfermedades físicas (pues constituían parte de la maldición) por eso no es raro que Mateo haya hecho la cita de Isaías en el contexto de la sanidad física. La iglesia, es beneficiaria del alto precio pagado por Cristo, pues tiene una herencia de libertad, de paz y sanidad física que, así como todo lo que es parte de la bendita gracia de Dios, se alcanza por medio de la fe (creer en lo que está Escrito).

Ahora ya sabemos que sabemos que tenemos derecho y acceso libre a ser sanados. No te des por vencido, ahonda y medita en estas verdades de día y de noche para que la revelación de Dios llegue a tu corazón, y ya no “creas” que estás sano sino “sabe” que estás sano y sal más que vencedor. Ponte bravo con la enfermedad. Espero en el Señor que estés harto de cargarla y digas con convicción ¡Basta! ¡Cristo cargó esto sobre sí para que yo no tenga ya que cargarlo! porque la victoria es la herencia de los hijos de Dios.

Bendiciones.


Nuestra Constitución Argentina (Art. 15) declara abolida para siempre la esclavitud en nuestro país.
El sacrificio de Jesucristo (Col. 2:13Col. 2:13
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

13 Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne,o os dio vida juntamente con él,p perdonándoos todos los pecados.

WP-Bible plugin
; Heb. 10:12Heb. 10:12
Spanish: Biblia Reina Valera - revisión de 1995 - RVR95

12 Pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentadof a la diestra de Dios.

WP-Bible plugin
) declara abolidos para siempre nuestros pecados y nuestras enfermedades.
La libertad es solo cuestión de conocer nuestros derechos.